El ascensor social

El 70% de los titulados universitarios de Catalunya viene de familias sin estudios superiores. Los hijos de universitarios tienen el doble de posibilidades de seguir la trayectoria educativa de sus padres, pero el 40% de los titulados universitarios tiene padres sin estudios. La universidad funciona como ascensor social mientras que lo que ocurre en la educación primaria y secundaria es distinto, ya que el abandono escolar tiene una gran correlación con el nivel de estudios de los padres



El 70% de los titulados universitarios de Catalunya viene de familias sin estudios superiores. La cifra es, por un lado, lógica, pues las generaciones universitarias más antiguas eran minoritarias, respecto al conjunto de la población. Pero a su vez son ilustrativas y positivas porque demuestran que este país facilita que personas de nivel social y cultural bajo o medio puedan llegar lo más lejos posible en lo que la cuestión académica se refiere.

Es cierto que los hijos de universitarios tienen el doble de posibilidades de seguir la trayectoria educativa de sus padres. Pero también que el 40% de los titulados universitarios tiene padres sin estudios sólo con estudios primarios finalizados.

Dentro de las aulas universitarias lo relevante es el talento intelectual personal. Los hijos de padre y madre universitarios tienen más probabilidades de entrar en la universidad pero en las facultades lo que se produce es un reajustamiento, por el mayor esfuerzo o interés de los alumnos que provienen de familias menos formadas.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio "Les universitats catalanes, factor d'equitat i de mobilitat professional" realizado por dos sociólogos de la UAB e impulsado por la AQU, agencia de evaluación universitarias de Catalunya, que ha permitido analizar la relación entre la formación de los padres y el éxito educativo de los universitarios y sus oportunidades laborales.

La conclusión que es que la universidad funciona como ascensor social mientras que distinto es lo que ocurre en la educación primaria y secundaria donde el abandono escolar tiene una gran correlación con el nivel de estudio de los padres. La selección previa de la ESO y el Bachillerato sitúa académicamente a los estudiantes universitarios según sus competencias y no su origen familiar. Los expertos señalan que puede influir positivamente la expansión territorial de los centros universitarios al reducir costes de estudio de las familias.

El estudio, realizado con datos de la época de expansión económica, indica también que la universidad catalana supone un elemento clave de movilidad ocupacional entre generaciones. El nivel de estudios y el trabajo de los padres inciden poco a la hora de encontrar un empleo. El 90% trabajaba cuatro años después de acabar la carrera.

Bienvenidos estos datos sobre la Universidad en Catalunya. Esperemos que las mismas conclusiones sirvan para toda España y que, en pocos años, podamos decir lo mismo de toda la educación secundaria.

Enric Renau
Editor

Fuente:

http://www.educaweb.com/noticia/2010/03/29/ascensor-social-14171.html

Comentarios

meloenvuelvepararegalo ha dicho que…
Leí algunas de estas conclusiones en la prensa y me pareció algo positivo. Lo que dice el estudio es que a los cuatro años el 90% encuentra trabajo, pero de qué? de algo relacionado con esos estudios universitarios?
Hay momentos, en que a nivel económico, vale más la pena tener personal cualificado en ciertas profesiones y no sólo universitari@s.
Ante todo, la formación es algo básico.
Un saludo,
Monty ha dicho que…
Es bueno promocionar la formación profesional y no sólo los estudios universitarios. Pero la paradoja está servida: los chavales con estudios universitarios tienen en principio acceso a trabajos mejor remunerados.. Es difícil que los padres apostemos por la formación profesional porque muchas veces nos olvidamos de los talentos de los hijos.

Entradas populares