martes, 8 de febrero de 2011

non stop. no se puede bajar la guardia.


stop. sin ánimos de obedecer. stop.  no obedecemos. stop. no nos da la gana. stop.  adolescencia. stop. con memoria. stop. no estamos sordos. stop. paciencia. stop. autoridad. stop. falti una: la dejó allí abajo. stop. lo sabíamos: no se puede bajar la guardia. stop. no faltan besos. stop. tenemos abrazos. stop. con la RAE. stop. antes de las seis. stop. gracias. stop. gracias. stop.aldeanos a  mOnTy. stop. 




obedecer, según la RAE:.

(Del lat. *oboedescĕreder. de oboedīre).

1. tr. Cumplir la voluntad de quien mandaObedecer a los padres.

2. intr. Dicho de un animal: Ceder con docilidad a la dirección que se le da. El caballo obedece al freno, a la mano.

3. intr. Dicho de una cosa inanimada: Ceder al esfuerzo que se hace para cambiar su forma o su estado. El oro obedece al martillo. La enfermedad obedece a los remedios.

4. intr. Dicho de una cosa: Tener su origen en otraTu cansancio obedece a la falta de sueño.


... ¿y ésto Sr.Rae?
...digamos que es un non stop:


La obediencia en una actitutd responsable de colaboración y participación, básica en la convivencia familiar, social y en casi toda relación trabajo productiva.  A mi modo de entender durante los primeros  años a nuestros hijos les  es fácil obedecernos siempre que las normas están claramente expuestas y entendidas ; en la fase de la adolescencia sin querer expresamente fastidiar a mamá y papá, la tendencia es a escaquearse de toda regla y norma creyendo así no sufrir la mutilación de la libertad.   A esta edad puede o debe entrar la voluntad: el querer obedecer.    Equivocadamente ellos (y nosotros también) pueden pensar que obedeciendo son  inferiores, subordinados de, son menos ellos mismos, incluso creerse el "no soy nada"... Sin embargo obedeciendo  crecen, aumentan, fluyen otras virtudes humanas: la docilidad, la fidelidad (cumplir como nos mandan), la responsabilidad, la generosidad (en el tiempo), el afán de servicio a los demás; debería crecer también la iniciativa personal y un toque de creatividad (recompensa al que obedece). Seguramente me he dejado algo que podéis añadir si se os ocurre ¡Mientras disminuya el ego, la soberbia, la comodidad, el yo-me-me-conmingo...!. También deciros que estoy convenciada que no siempre es un tema de reglas y autoridad a la persona sino que es algo que radica dentro de uno mismo, dado, facilitado, fomentado por los educadores (si todo va bien somos los padres).  Hacerles ver que obedecer no depende del tengo o no tengo ganas de, ni de si me cae bien, es simpática, tonta o lista la persona que ejerce la autoridad. Huir de la comodidad en servicio de la comunidad en la que se encuentren (ahora la família) me parece lo más importante.  No creo que lo tengan fácil ni de pequeños ni de adolescentes. Algunos niños, cada vez más, pasan muchas horas solos, o en manos de cuidadores, no siempre cooperadores de la educación familiar.  Los responsables somos nosotros. Mi padre siempre decía "sino sabes obedecer no sabrás mandar" y nunca obedezcas para robar y matar. . En mi aldea hacemos lo que sabemos/podemos.... Es un tema apasionante...   si queréis  podéis aportar vuestras ideas. Gracias.
... mOnTy.   


 ... foto: mOnTy


Safe Creative #1102268582171



8 comentarios:

knk dijo...

nice blog

http://smsjar.blogspot.com/

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo pienso que a veces no obedecen porque no les damos el mensaje preciso, o damos demasiados mensajes "ve a la habitacion y ponte a hacer los deberes y recoge la mesa, y no te olvides de apagar la luz y luego te duchas". Uf, ser niño hoy día es duro, eh Monty, no lo olvides. Un beso, guapa

pater familias dijo...

¡Qué binomio tan complicado! Adolescencia-obediencia. Yo creo que es un tema de constancia. Tener las ideas claras y paciencia, sacos de paciencia. Por cierto, si alguien tiene la solución que me la diga ya.

Muy buena la foto del Passeig de Gràcia

tomae dijo...

...el otro día pensaba que obedecer es una forma de entregarse, de darse a los demás, incluso una inequívoca forma de demostrar que quieres.

...y a la primera!

Carmen Orozco dijo...

Pues yo tengo una hija de 4 años y ya me esta costando trabajo que obedezca, tomo nota de dar ordenes claras y precisas, porque si no, no quiero imaginarme en la adolescencia.

Me encanto la frase de tu padre "sino sabes obedecer no sabrás mandar"

Gracias por tu blog!!!

mOnTy dijo...

Ana, el niño de hoy con la escusa de ser niño se nos derrite el día que sale el sol. ¡Duro, duro ser niño hoy! Si mi abuela lo viera...
Pienso que se bloquean al recibir tanta información, ¿por dónde empiezo? A veces son las prisas de los padres... Un petó.

Pater, esos sacos de paciencia, son como el hombre del saco. Donde, donde...

Tomae, tienes toda la razón. Cuánto cuesta verdad, Uff y la primera... El listón lo has puesto alto. Nos tienen que ver, ¿no crees? Un beso. ¿Cómo andiamo?

Carmen, que alegría verte por aquí. ¡Con que facilidad atravesamos el charco! Estoy entrando en la adolescencia de nuevo, jeje.. Me parece tan importante sentar buenas bases de pequeños. Si lo entendió clarito y a la primera, me cuentas. Un beso.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Creo que lo más importante para que un niño obedezca es que entienda la razón por la cual tiene que hacer ese algo que le estamos pidiendo. Quiero decir con ello, que en general, ellos hacen lo que les pedimos porque nos admiran, creen que sabemos mucho más que ellos, y de hecho se lo demostramos cada día y toman nuestra palabra como buena, así que nosotros tenemos que, más que dar órdenes, sugerir, pedir con mucho cariño y especialmente, muy claro, lo que necesitamos que ellos hagan. Creo que el exceso de autoridad, el exceso de peticiones, hace que se bloqueen. Una cosa cada vez, bien explicado todo y más si hace falta y en general, lo hacen a gusto, si es que son la alegría de esta vida. La adolescencia no es más que las ganas de sentirse adultos y niños a la vez, conscientes de no bastarte por sí mismos pero queriéndolo ser y teniendo rabieta por no serlo. Hay que armarse de paciencia y mucho amor. Besos.

mOnTy dijo...

Es cierto Lisset ellos en el fondo, no el forma (cuando llega la adolescencia) nos admiran siempre que tengamos cierto prestigio personal: ser coherentes. Una orden detrás de otra y paCIENCIA efectivamente. Y estar, estar allí. Un besote.

Se ha producido un error en este gadget.

UNA TARDE DE CINE. Escapadas

El amor entre los esposos es el verdadero motor de la familia y ellos tienen la gran responsabilidad de cuidarlo y hacerlo cre...