viernes, 4 de marzo de 2011

Red Bull,


En los últimos años dos tipos de bebidas han pasado de los gimnasios a los supermercados, las energizantes y las isotónicas o rehidratadoras. Aunque mucha gente las confunde, no tienen nada que ver. Las bebidas isotónicas, tipo Aquarius, son bajas en sodio y ricas en minerales que ayudan a absorber agua y retener las sales minerales imprescindibles para el funcionamiento del cuerpo. Son buenas después de un esfuerzo para rehidratar el organismo. Los niños pueden tomarlas en algunos casos, aunque lo mejor es preguntar al pediatra antes de dársela por primera vez.
Sin embargo, las bebidas energéticas tipo Red Bull, están totalmente desaconsejadas para niños y adolescentes. Sus publicidades hablan de incrementos en la resistencia física y la concentración, pero no dicen que están hablando de esfuerzos físicos realmente grandes y que sus efectos terapeúticos están sin comprobar. Para los niños son peligrosas por la gran cantidad de estimulantes, además de cafeína, que contienen. Muchos de los ingredientes no están suficientemente estudiados y no se sabe el daño que pueden llegar a hacer en un cuerpo aún en formación.
Un estudio de la Universidad de Miami, recoge casos aislados de convulsiones, alucinaciones, problemas cardíacos y daño renal o hepático. Según los autores, “La incidencia es baja, pero en ciertos grupos que atienden los pediatras habría riesgos mayores. Especialmente en aquellos que padecen diabetes, anormalidades cardíacas, desordenes de comportamiento y cambios de humor“.
Por otro lado, un estudio en Nueva Zelanda afirma que con una sóla bebida energética, la mayoría de los niños experimentarán efectos secundarios como irritabilidad o dolor de estómago. En Irlanda entre 1995 y 2005 se registraron 17 casos de posibles envenenamientos con estas bebidas que produjeron entre otros más leves, convulsiones, arritmias y dos muertes. En Nueva Zelanda hubo 20 casos similares entre 2005 y 2009. Muchos de los casos no se registran porque no se asocian con la bebida.
Sabiendo que contiene gran cantidad de azúcar, cafeína y otros estimulantes, no hace falta que ningún médico advierta del consumo en niños, nuestro sentido común debería alertarnos de que no deben tomarlas.

Guardado**
Lamento no recordar la fuente de este escrito

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

UNA TARDE DE CINE. Escapadas

El amor entre los esposos es el verdadero motor de la familia y ellos tienen la gran responsabilidad de cuidarlo y hacerlo cre...