crepe-es x 5.¡¡NO!!

Eché de menos al Señor del Rico Coco, fijo hubiera sucumbido a las ricas vitaminas y a esos recuerdos de la primera infancia ... Sal, yodo, arena, hasta aquí bien.  La encrucijada surgía todos los días a partir de las 21:00 contra harina, agua, leche, huevos, una pizca de sal y los rellenos. 

Ésta era la munición de escusas obviando noes,  para no desinflar mi bolsillo innecesariamente.

Día uno: hoy no; 
Día dos: no he cogido dinero;
Día tres: carísimos;
Día cuatro: no tienen Nutela;
Día cinco: enanos;
Todos los días:  es una estafa, en casa te comes cuatro;
Me olvidé deciros que el día 3 cocinamos crepes y  al cuatro día la respuesta estaba servida.
Día seis:  imposible, lo siento; 
Día siete: ¿invitas tú? son 4€ x 5: 20 €.

- ¡mamá!
¡¡¡Los caseros cuestan tan poquito!!!

* ¿el nº6? Trabajando, lejos del mar y del griterío...

Comentarios

Ana, princesa del guisante ha dicho que…
Eso es como los cochecitos de las puertas de las tiendas, esos que van con monedas. Lo más fácil es NUNCA. Una persona muy coherente que conocí me dio una buena máxima para educar: "No hagas nunca lo que no puedas hacer siempre" Funciona.
mOnTy ha dicho que…
Ana,
Buscando en los archivos de la memoria, ninguno de mis ciudadanos tiene ese placentero recuerdo..
Son tremendamente golosos...
Me encantan los duelos con mis hijos.
De momento no ha habido empate...
¡¡Sí funciona!!